Al borde del mar infinito, se yergue escondido en el tiempo, un castillo, construido con ideas ingenuas que ocultan secretos que a pocos interesan.

Tras cortinas vaporosas y viejos muros, se halla siempre abierta su puerta esquiva. Dentro, algunos encontrareis consuelo; otros sin embargo solo una ilusión ajena que os hará perder un valioso tiempo entre sus vacíos corredores.

viernes, 25 de diciembre de 2009

EL RETORNO DEL NINYATO


NINJA GAIDEN 2


Hablando hará un par de días con mi amigo Ambrosius, surgió el tema de lo divertida y frecuente que resulta la violencia últimamente en los medios. No tardamos en llegar al tema de los video-juegos, materia que mi colega desconoce, pero que como todo cuanto le resulta nuevo y diferente, le termina apasionando. Realmente, hace tiempo que quería escribir por aquí una reseña guapa del Ninja Gaiden 2 de X-box 360, porque me dejó alucinado cuando me compré la cacharra de Microsoft y bien merece un homenaje.

Aquí teneis a Ryu Hayabusa, protagonista de la saga preparado para liar el taco con unas garras estilo Lobezno.


He de decir, que ya conocía la serie aunque no tuve el gusto de terminar la primera parte de Xbox-1. Como buen jugador de aquellas sagas nacidas en 1988 para los Arcade de cinco duros, Ninja Gaiden (a.k.a. Ninja Warriors) era una de las máquinas que podía terminarme solo con cinco duros, como Double Dragon o Golden Axe. La cosa es que esta serie permaneció en el olvido, sin contar el Remake de Super Nes, desde los 90 hasta el 2004. Entonces Tecmo decidió resucitar su poderosa franquicia y relanzarla con uno de los mejores videojuegos de acción de los últimos años, escuetamente titulado Ninja Gaiden para X-Box.

Cartel japones del Ninja Gaiden Arcade con algunas capturas del juego.


Las armas son muchas y variadas, se pueden perfeccionar y encima están las diferentes magias. Las formas de acabar con los enemigos en este juego son tan variadas como divertidas. Baras, guadañas, shurikens, flechas, bombas...


El genio tras esta soberana maravilla, es él saladete y polémico Señor Itagaki. Definido por sus editores norteamericanos como: ‘Una mezcla entre Mick Jagger y Keith Richards’. Este oriental que suele ir enfundado en cuero, gafas de sol y actitud Rocker; se ha ganado muchas enemistades en el mundillo del ocio electrónico por algunas perlas que comentaremos luego si hay espacio. Los que se hayan bajado los documentales del Live sobre Ninja Gaiden, o quienes se hayan leído alguna de sus burbujeantes entrevistas, sabrán a lo que me refiero.



Ryu Hayabusa, el prota, vuelve a verse envuelto en una desafiante aventura; Deberá detener la resurrección del Archidemonio a manos del malvado clan Ninja de la Araña junto con una jamona de la C.I.A. que no desmerece el aspecto visual del resto del juego ¿O me equivoco?


Pero volviendo al tema, Ninja Gaiden es un título sobresaliente. El juego en si, no ofrece una historia complicada ni unos puzzles rebuscados, pues su principal baza es la acción trepidante, violencia a raudales y una jugabilidad endiablada. Los combos con cada arma, las mejoras y la chulería de Ryu nos absorberán el tarro nada más echarle el guante. Y si ya puestos, entramos en su sistema de combos y magias, descubrimos que las posibilidades asesinas y obliteratorias son un arte fácil de aprender, pero difícil de dominar. Ninja Gaiden 2 es una auténtica joya y referente del estilo de juego Hack and Slash, y si bien no supone una gran revolución en cuanto a novedades, si que lleva al género a su máxima potencia.


Al principio, uno se emociona descuartizando a los ninjas del clan de la araña. Pero después del subidón asesino, vemos que la historia pronto dará paso a criaturas imposibles y demoníacas. Cuando empiecen a darnos de ostias, entenderemos el auténtico reto del Ninja estaba por venir.


Y es que hay momentos realmente memorables y espectaculares propios de las pelis de acción de los 80. El que se fije bien, encontrará hasta guiños a los siete samuráis de Kurosawa. Me gustó especialmente el capítulo de los hombres lobo. En las mismísimas calles de Venecia, comenzaba la historia con unos civiles paseando tranquilamente por las calles, cuando de repente unos licántropos le atacan y se ponen a comérselos vivos por la cara. Tras el festín, entramos nosotros a repartir estopa, luego deberemos de perseguir a los peluditos saltando entre las góndolas y bucearemos por una gruta hasta descubrir un acceso al interior de una montaña hueca. Una vez allí, veremos como las galerías desembocan en un inquietante castillo Gótico con un coliseo romano medio en ruinas poblado de MILES de hombres lobo que contemplarán el enfrentamiento entre Ryu y el líder de la manada, que lleno de dicha nos comunica como esperaba por fin, enfrentar a un rival digno. Por muy chulo que pueda quedar la descripción de este capitulo, que ojo, lo está… la profundidad narrativa y de personajes es prácticamente nula. Valga como ejemplo simbólico, el nombre del emperador de los lobos: Volf the Wolf. Creo que eso lo dice todo.


Ryu, heredero de la espada del clan Dragón será el encargado de arreglar las cosas para que no se acabe el mundo… y cuidadín con el que se ponga tonto.


Como digo, esto no eclipsa el subidón flipera que produce el juego, ni tampoco desmerece que el combate con el lobuno en particular sea espectacular. Por cierto, al final de la lucha, los hombres-lobos saltan encolerizados al ruedo. Pues tras ver como ha caído su maestro, buscan vengarse de Ryu, que los descuartiza sin piedad con la guadaña del mismismo Volf. Mas cuando todo parece perdido, la jamona tetuda del principio aparece en un helicóptero ametrallando las gradas mientras sus ubres se agitan violentamente por las vibraciones del vehículo y las armas. Tras contemplar hipnotizados la escena, Ryu se encarama al helicóptero y huye de una muerte segura con las armas generosamente ensangrentadas y los pedazos de sus enemigos regados por toda la arena. Sangre, espadas, hermosos parajes Venecianos, demonios, submarinismo, espeleología, castillos góticos, ninjas, balas, tetas, turismo histórico y hombres lobo. Inmenso. Pensad lo que queráis, pero este juego es grande.


'You talking to me?, YOU TALKING TO ME?!'


La mismísima estatua de la libertad es poseída por un demonio y nos atacara con cara de mala ostia. Las escenas del infierno son muy chulas, con demonia lasciva incluida que nos busca la boca constantemente o interminables hordas de demonios intentando impedirnos entrar en el último círculo. El frenetismo es tal, que el aumento de adrenalina es memorable, sobretodo cuando uno de los demonios se encapricha y secuestra a la tetuda rubiaca del principio y la viste con todavía menos ropa que al principio. Es evidente que tras esta osadía, el nota sufrirá una paliza. Además, de fondo está la historia del enfrentamiento nemésico y milenario del clan Dragón contra el de la Araña, que acabará con la muerte del padre del prota por el líder rival Genshin. No podemos negar que aunque algo trilladete, el tema añade el toque de honor y respeto que tanto pone a los orientales…. Bah, y que coño, a mi también. Cuando se cargó al padre, llamado John Hayabusa (Toma nombre oriental) supe que ya no había redención ni alianza posible contra los demonios de los huevos. Así que eso te motiva a hostiar a todo quisque aporreando botones incluso con más saña…


Los colosales jefes de final de nivel son uno de los mas poderosos desafios de Ninja Gaiden. No solo son impresionantes por su tamaño sino por su capacidad de repartir Yoyas generosamente.


El mapeado es muy lineal, algo que agradecerán algunos y molestará a otros, yo me incluyo en el primer grupo. La cámara también resulta algo imprecisa en ciertos momentos, pero las he visto peores y esto no empaña la calidad del título.


Aqui teneis un trailer de la revisión del juego en Ps3, añadiendo sobretodo, más féminas.


Eso sí, hay que recordar que el nivel de violencia es muy elevado. Las pantallas son largas y suponen un salvaje festín de muertes y mutilaciones que, desde luego y como habreis notado en als capturas, no es apto para todos los públicos. La primera parte ya fue un videojuego violento, pero en esta ocasión Tecmo ha subido el listón de forma notoria con una serie de desmembramientos, decapitaciones, empalamientos, obliteraciones… El catálogo de muertes atroces del juego es largo y sobrecogedor, pero en ningún momento da la impresión de que nos encontremos ante algo gratuito y accesorio, y es que toda esta salvaje violencia encaja a la perfección con el tono y desarrollo general de la experiencia.

Otro de los detalles más salvajes del título es que si le amputamos un miembro a un enemigo, este tratará de seguir luchando con las partes restantes de su cuerpo, llegando incluso a autoinmolarse... Aunque creo que este no continuará peleando.


Los movimientos de los personajes están tan cuidados que a veces casi parecen obra de un estudio de animación. La cantidad de enemigos que se mueven en la pantalla es espectacular, sobretodo al final, donde tendremos que detener autenticas avalanchas de demonios que se mueven en la pantalla de forma simultánea, mientras que la tasa de imágenes por segundo se mantiene sólida en una cifra altísima. Es asombroso que no se resienta en ningún momento, haya lo que haya en la tele. Alucinante, sobretodo si lo comparamos a cuando jugaba con mi primera aceleradora en PC, que recuerdos... Puaj.

Aunque parezcan cinemáticas de un video, son capturas del motor del juego en movimiento. Notese la belleza de los escenarios y como se transmite la fuerza de los movimientos.


La música y los efectos sonoros son impecables, sobretodo los de los cortes de sable y los chillidos maricones de los demonios, una delicia para los oídos. La música es de intriga, nerviosa e inquietante, acompañando a la perfección cada nivel, sobretodo en la parte final que es visualmente la más impactante. Y recordad que el juego tiene ya casi un par de añitos.


Las armas, magias y demás son muy intuitivas de usar, combinar y cambiar una vez habituados.


Antes de seguir, me vais a permitir un ligero paréntesis introductorio a la siguiente sección… Pues no hace mucho, tras el lanzamiento de Ninja Gaiden 2, hubo una seria polémica en Tecmo por la revuelta de sus principales artistas, protagonizada por su estrella Tomonobu Itagaki. Todo acabó muy tristemente con el abandono de gran parte de la plantilla por el incumplimiento de promesas y pagos de los jefazos de la empresa. A causa de este cambio, Tecmo se planteó otros rumbos. No mucho después, se decidió apostar de nuevo por PS3 lanzando una revisión de Ninja Gaiden 2, llamada Sigma. En ella, en pos de una comercialidad con la que no simpatizo y para poder venderse también a un público más joven, se han eliminado la sangre y los desmembramientos. Si bien se han mantenido las hembras propias de Itagaki, mujeres de descomunales glándulas mamarias, el juego parece algo capado en su versión Playstation a pesar de las múltiples añadidos.


Solo puedo decir una cosa de esta imagen: ‘Erun Shulo


En realidad, se han incluido muchos elementos interesantes, como una mejora en el equilibrio, longitud y vistosidad de los niveles, más enemigos diferentes, nuevos Final Bosses, optimización de la cámara, unos cuantas pantallas más y la posibilidad de jugar con las féminas o de moverles los exuberantes pechos con el nuevo control de PS3 (no es broma, solo sirve para eso) me da algo de rabia que no hayan sacado al menos una descarga por el Live para actualizar el Ninja Gaiden 2 de Xbox con todas estas novedades tan suculentas. Pero bueno, así es la vida…




Para el que no se lo crea, mirad entero este anuncio, que se emitió en la televisión Japonesa por cierto. Los pajilleros pueden hacer maravillas juntando el sensor de movimiento del mando de PS3 y la vibración del Dual-Shock…



En el Ninja Gaiden Sigma 2 podemos jugar en Cooperativo por Internet… que flipada. Ampliad la imagen para apreciar el detalle.



Mirad a las jamonas en acción. Si, el juego se ve así, no es una captura de video. La leche, y no lo digo por lo que ya sabéis.


Contemplad estos videos, que a pesar de no ser lo mejores del Itagaki, son los únicos que he encontrado en Español:





Continuando el paréntesis, hace algunos meses, Itagaki fundó una nueva empresa llamada Tokio Vikings, desde la que se propone crear una nueva franquicia que de momento es ultrasecreta hasta próximo aviso o borrachera con los redactores. Desde su nueva posición de creador independiente, ha arremetido contra diversas compañías como su vieja Tecmo o el creador de Devil May Cry, el Señor Kamiya. El tal Kamiya, es para algunos otro ídolo en el género Hack and Slash que curiosamente, dejó Konami para crear algo nuevo dentro de otra compañía llamada Platinum Games. Itagaki le ha criticado por hacer juegos en los que los malos no intimidan, y solo esperan que les pegues sin hacer nada. Además, le reprocha el irse de Konami para hacer exactamente lo mismo que hacía antes, unicamente cambiando a su chulesco protagonista, por una mujer sobrada con un defecto imperdonable para Itagaki: tener poco pecho. Hacía algún tiempo, Kamiya ya revindicaba que le parecía insultante que todas las protagonistas carismáticas de los videojuegos vistiesen poca ropa y lucieran unos pechos descomunales, y por eso la protagonista de su nuevo Bayonetta usa otras armas contra sus enemigos. Kamiya incluso afirmó en los medios que: "Es un gran error pensar como un idiota que cree que los pechos grandes en una mujer son algo erótico". Ante tal despliegue de insensatez, el maestro Itagaki, sin duda sintiéndose aludido por su pasión por las tetonas, solo pudo reaccionar declarando que Kamiya era un imbécil y un gay; a lo que Kamiya respondió en una entrevista de forma desconcertante: "Soy calvo, pero no soy gay".


Surje el enigma: ¿A quien se lleva este señor a la 'camilla'? Que conste que la chavala que promociona su Bayonetta esta bien surtida de carnes pectorales.


El debate para quien le interese, está servido, pero personalmente me hace más gracia el Itagaki, que como siga así, va a conseguir que los jugones se vuelvan adictos a las pajas.


¡Maricón!


En fin, volviendo al trapo, que Ninja Gaiden 2 es un juegazo. Muchos otros títulos lo copian descaradamente añadiendo alguna gracieta como los Quick Events (Lo de pulsar los botones en el momento justo) vease Ninja Blade, Poder de la Fuerza, etc. Toda la profundidad que Ninja Gaiden 2 pueda no tener de guión, la tiene en el sistema de lucha: Sólido, rico y adictivo a más no poder. Así que ya sabéis, como dirían los americanos: ‘a must have’. Aquí en el Castillo del Cabo Brumoso, mi apreciado colega Ambrosius, coleccionista de los tesoros más dispares y de extravagante sentido del humor, tras mencionar el titulete ninjato, me ha pedido que le compre una copia del artilugio mágico capaz de invocar ese prodigio audiovisual que es Ninja Gaiden. Tras ofrecerme una fuerte suma de dinero y declinar amablemente su oferta como buen caballero, me he permitido regalarle ambas cosas junto a una figurita muy currada de Ryu Hayabusa. Se la he puesto en una de las estanterías de su impresionante salón museo, lleno de reliquias, estatuillas y artilugios viejunos colocados tras vitrinas con ropas bélicas de todas las épocas antiguas que conozco, desde el imperio Pre-Dinastico Egipcio hasta la segunda guerra mundial. Un tío curioso este Ambrosius. En fin, volviendo al juego, os aviso que de 2ª mano o importación, lo podéis pillar por 18€ aproximadamente, o si tenéis más pelas y la Pley3, haceros con el Sigma 2 para el cooperativo o disfrutar meneándole los melones a las niñas ¡Excelsior!


Figurita que he obsequiado a mi excéntrico cofrade ¿Mola o no? 18


Zuh maaaaaata

1 comentario:

Wolfville dijo...

El ataque de los calvos gayer!!! La verdad es que el juego parece un festival de vísceras y casquería sangrienta a disfrutar. Y solo por el creador ya valen la pena.

COOOOOPPPPSSSS!!!