Al borde del mar infinito, se yergue escondido en el tiempo, un castillo, construido con ideas ingenuas que ocultan secretos que a pocos interesan.

Tras cortinas vaporosas y viejos muros, se halla siempre abierta su puerta esquiva. Dentro, algunos encontrareis consuelo; otros sin embargo solo una ilusión ajena que os hará perder un valioso tiempo entre sus vacíos corredores.

martes, 17 de marzo de 2009

LAS CRUZADAS: ¿DIOS LO QUIERE? 3/3


Bajo este lema se consumó la Primera Cruzada. Aunque muchos quieran adjudicarle el hecho a la suerte, el fanatismo y la perplejidad del sarraceno, cabe decir que esta concluyó un éxito rotundo de los cristianos. Si bien es cierto que aquella situación no iba a durar.


Los musulmanes eran más, muchos más. Aquella era su tierra y el reciente revés que hemos comentado, hizo que aplazaran sus reyertas internas para unirse contra el enemigo extranjero. Se acercaban tiempos duros para los cruzados.


Repasando ahora tras tanto tiempo los libros que me entusiasmaban sobre el tema, me doy cuenta de lo imposible de resumir en poco espacio unos acontecimientos tan complejos. Tampoco era esa mi intención inicial, sino sintetizar el significado de estos hechos y despertar la curiosidad en quienquiera que lea esto. Pero volvamos a la historia...


Unos pocos años después de la Primera Cruzada, el condado de Edesa, la primera ciudad de tierra santa conquistada por los cristianos, cayó. Y ese fue el germen de la Segunda cruzada. Por cierto, la primera en contar con reyes Europeos, pero también supuso el primer gran fracaso militar a causa de las intrigas Bizantinas y las traiciones internas.


Muchas reyertas tuvieron lugar desde entonces, en las que poco apoyaron los reinos occidentales a sus hermanos de Oriente. Bajo el mandato de Nur Ad-Din los sarracenos se hacían fuertes. El episodio más trágico sin duda, fue la caída de Jerusalén y su toma por el afortunado y honorable Saladino, su sucesor. Este hecho hizo llevarse las manos a la cabeza a las altas esferas del Vaticano, que pedían justicia y acción por parte de los reyes de occidente. Federico Barbarroja, el anciano emperador del Sacro Imperio Romano Germano, respondió inmediatamente a la llamada con un ejército imponente. Pero quiso el destino, que al atravesar el río Saleph, Federico cayera de su caballo y se ahogara a causa de la pesada armadura. Otra de las grandes fortunas que le ocurrieran a Saladino, pues muchos dudan que su control sobre tierra santa hubiese prevalecido de haberse encarado con el temible Barbarroja.


Sin duda, la tercera cruzada supone el culmen del fenómeno. El mismísimo rey de Inglaterra, Ricardo Corazón de León, hijo de Leonor de Aquitania y conocido por todos además por ser la pesadilla de Robin Hood y hermano de Juan sin tierra tomó rumbo hacia el conflicto.


Fue curioso lo que ocurrió desde el comienzo, pues los cristianos, representantes tradicionales de los valores de la alta caballería; no paraban de traicionarse entre ellos o realizar las mas injustas y atroces carnicerías, perdiendo así el apoyo de cualquier población nativa. La toma de Acre fue un ejemplo desolador de la barbarie cristiana. Saladino se enojó, y demostró paradójicamente, ser más honorable y conocedor del código de la caballería del que tanto hablaban los cristianos. Pidió por la liberación de los suyos, aunque el precio de Ricardo fue demasiado elevado.


Saladino consiguió expulsar al más feroz luchador del Cristianismo en tierra santa tras 16 meses de lucha constante. Pero no fue tarea fácil. Cierta ocasión Ricardo pudo derrotarlo en inferioridad numérica con un valor de merecida épica. Pero una batalla no es la guerra. Además en secreto Ricardo, aquel que ostentara hasta entonces el título de invencible, llegó a admirar al sultán. Ricardo intentó en numerosas ocasiones entrevistarse con él, pero solo consiguió negociar con su hermano.


Como era de esperar, Saladino acordó que la meta que los cristianos alegaban: libre peregrinaje a tierra santa, fuera concedida. Pero bajo dominio musulmán. Saladino nunca quiso expulsar a los cristianos, sino apostar por el comercio y la convivencia desde el Islam y la tolerancia. Pero las ideas cristianas no casaban con su intención, por lo que ese racista y belicoso espíritu impregnó a algunos musulmanes, que se vieron contagiados finalmente por su fanatismo y desprecio pero a la inversa. Así acabo la tercera Cruzada.


Como nota final, comentar los últimos días de tan admirables hombres, ambos grandiosos y legendarios. Al pasar por una posada cercana a Viena, en su viaje de regreso a Inglaterra, Ricardo fue hecho prisionero por orden del duque Leopoldo de Austria, cuyo estandarte Ricardo había arrojado al foso en Acre. Así estuvo cautivo durante un año y no fue puesto en libertad hasta marzo de 1194, previo pago de la excesiva suma de 150.000 marcos. Un dinero que su madre Leonor acumulaba ansiosamente por verlo regresar. El resto de su reinado lo pasó guerreando contra Francia, y murió a consecuencia de una herida de flecha a la edad de 42 años. Saladino murió poco después de la partida de Ricardo, teniendo como única posesión una moneda de oro y 47 de plata, pues había repartido el resto de su patrimonio entre sus súbditos.


El fracaso de la Tercera Cruzada provocó que se predicase la Cuarta, probablemente el principio del ocaso del cristianismo. Esta cruzada acabo con el saqueo de Constantinopla, la última frontera Europea en oriente. Las demás tuvieron tan poca relevancia militar que no merecen ser citadas con la excepción de la delirante cruzada de los niños, otro ejemplo más del fanatismo religioso que nublaba la razón de nuestros antepasados. Pensando que Dios compartía la causa cristiana, se enviaron a miles de niños a tomar tierra santa, pues se pensaba que en la infancia estos eran gratos al altísimo. Todo acabó en desastre, con muertos por enfermedades, hambre o los más afortunados, convertidos en esclavos.


El triste rey francés Luis IX, también llamado San Luis por su fe religiosa, fue el protagonista de la séptima y octava cruzada, las últimas. Estos últimos intentos fueron un sonado desastre que acabo con la muerte del mismísimo rey y uno de sus hijos, que ni siquiera murieron en el campo de batalla sino por la peste. La fortuna escupía a los cruzados. Se decía que Dios abandonó las Cruzadas.


Nótese que Saladino tiene 2 tumbas. Una modesta realizada por su pueblo y una grandiosa tallada en marmol realizada por sus enemigos.

Para terminar, y antes de aconsejaros unos cuantos libros, en caso de que os haya interesado lo leído, me gustaría que echarais un ojo a las noticias actuales sobre la tierra santa. Tantos años han pasado, y la situación no parece haber cambiado demasiado. Podría comentar muchas cosas sobre ello, pero creo mejor que investiguéis y forjéis vuestra propia opinión. Os dejo con un par de frases de aquel tiempo:

‘Cada vez que los Frany se apoderan de una fortaleza, atacan otra. Su poder va a seguir aumentando hasta que lo ocupen todo y destierren a los musulmanes de este pais’ Fajr-el-Mulk Ibn Ammar, señor de Tripoli (1100 A.C.)

‘¡Mirad a los Frany! Ved con que encarnizamiento se baten por su religión, mientras que nosotros no mostramos ningún ardor por hacer la guerra santa’ Saladino

 Tumba de Ricardo Corazón de León
Tumba de Ricardo Corazón de León

Recomiendo algunas de mis lecturas favoritas porsi a alguien le interesa el tema:


‘Los Guerreros de Dios’ De James Reston Jr. - Este hombre denunció a Ridley Scott por plagiarle su argumento en ‘El Reino de los Cielos’. Considerando que este libro es ensayo histórico y obviando la ridiculez y desfachatez de su autor por pedir derechos de autor sobre el universal patrimonio histórico, este libro consigue transmitir el sentimiento cruzado sin hacerse pesado. Muy recomendable.

‘La Cruz y la Espada’ Gonzalo Martínez Diez - Es el único libro que he leído sobre el fenómeno de las cruzadas en nuestra tierra, es decir, la reconquista y la vida cotidiana de las ordenes militares en España. Mas denso de leer que el anterior, pero muy interesante.

‘Las Cruzadas’ Geoffrey Hendley - No puedo opinar demasiado sobre este libro porque no termine de leerlo. Se me hizo un poco aburrido, quizá, porque ya me sonaba todo de lo que hablaba. Es tipo ensayo también y lo recomiendo porque lo he visto hace poco a 8€ en pasta blanda.

‘Historia de las Cruzadas’ Cesaré Cantú - Lo compre en una feria del libro por 3€. No es de los más amenos, pero si que hace un resumen correcto y significativo del fenómeno desde el principio hasta la última cruzada y con unas consideraciones finales interesantes.


‘Las Cruzadas vistas por los Árabes’ Amin Maalouf – Una verdadera joya. Harto ya de leer historias que encumbran las hazañas cristianas, por fin podemos leer como nos veían ellos a nosotros. Sencillamente genial, ameno y curioso.

‘Los Templarios’ Emmanuel Barceló – Uno de los primeros libros que me leí sobre las cruzadas. Centrandose principalmente en las órdenes militares con especial énfasis en los templarios, este libro nos recrea de forma muy amena y entrañable el fenomeno de las cruzadas junto con el apogeo y ocaso de los templarios. Lo compre en un todo a 1€, por 2 €, y es mas entretenido de leer que otros estudios mucho mas eruditos. Se nota que el autor es un apasionado del tema. Muy, pero que muy recomendable.

‘El Cruzado’ S.J.Rivelle – Sin duda, el mejor para comenzar a iniciarse en este tema. Es una novela muy amena y muy bien ambientada en la primera cruzada. Esta muy barata ahora, así que… a pillarla!


Post aparte merece la genial recreación de Jerusalem realizada en Assasin's Creed

4 comentarios:

Igor Von Slaughterstein dijo...

Buff, que largo, luego lo leo, besoss!!!

Has picado!!! XDDD No!!! Aqui no hay respuestas fologueras de niñatas fans del móvil y los rabos. Me lo he leido de cabo a rabo en un descanso de la labor que estamos liando en mi casa (la cual, como dijo aquel, ahora mismo esta volviendo al oscurantismo) y esta to guapo verlo ahora complementado con notas a pie de página, recomendaciones librescas y encima un guiño al videojuego molón ese.

¡¡Saladino Rules!!

Ah!! Y lei hace poco que a finales de año van a sacar un libro recopilando todos los relatos de las cruzadas de Robert Howard. ¡Por fin en castellano!

Saludos honorables.

Jorge Alejandro dijo...

Todos los que dicen que saladino era bueno se van a condenar junto a el.

Jorge Alejandro dijo...

Quisus deus.IGOR ES TREMENDO TARADO
SI NO TE CONVIERTES AL CRISTIANISMA
SATANAS LE ESPERA ABAJO

Anónimo dijo...

Me parecio muy exelente tu escrito sobre las cruzadas muy buen relato, queda demostrado que el fanatismo ,el hambre de poder y querer dominar todo por parte de la iglesia son cosas que aun son taboo para los curas y obispos, jamas lei un perdon por parte de ellos, ellos en nombre de jesus y su cristianismo mataron,violaron, acumularon poder mas y mas queriendo erigirse como los mas poderosos y para eso era presiso hacer guerras en otras tierras saquearlas de hecho todos estaban libre de pecados" desde los oscuros arreglos del consilio de nicea con constantino arreglando el libro mas infame jamas escrito la biblia. donde se acomodo todo y se tapo le genuinidad de la verad sobre jesus